BALLANTINE'S

WHISKY ESCOCES

Uisge-beatha es el nombre que se le da al whisky en gaélico escocés, y la palabra «whisky» procede de «uisge». Uisge-beatha puede traducirse literalmente como «agua de vida».

Los whiskys escoceses de mezcla (blended) son whiskys de malta o grano elaborados por completo en Escocia y se dividen en cinco categorías diferenciadas: single malt, single grain, blended malt, blended grain y blended whisky. En Ballantine's, mezclamos whisky de malta y de grano de los cuatro rincones de Escocia: Speyside, Islay, las Highlands y las Lowlands.

Maduración

Para que un whisky escocés pueda denominarse «Scotch» o escocés debe envejecer en barricas de roble durante al menos tres años. Esto permite al whisky interactuar con las barricas y extraer los sabores, así como el color, de la madera. Cuanto mayores sean la calidad de la barrica y el tiempo de almacenamiento, más sabor podrá obtenerse.

Como Ballantine's lleva tanto tiempo elaborando whisky, contamos con algunas de las reservas más impresionantes del mundo de whisky escocés añejado, lo que significa que nuestras mezclas pueden envejecer durante más de treinta o cuarenta años.

Una vez embotellado, la maduración se detiene. Aún se conserva muy bien, pero no dudes en disfrutar ya de una o dos copitas.

MEZCLA

Un whisky escocés de mezcla es el producto de mezclar whiskys single malt y de grano, si bien su elaboración es de todo menos sencilla. Se requiere una gran habilidad, un nivel inquietante de intuición, un paladar con una memoria excelente y un gran olfato.

A lo largo de la historia de Ballantine's, el trabajo duro y la pasión por la calidad han estado siempre presentes en nuestros cinco maestros mezcladores. Cada uno de ellos ha buscado la continuidad y la calidad de la marca Ballantine's, manteniéndose fieles al carácter familiar original de los whiskys.
Conoce mejor la historia de la marca aquí.

EMBOTELLADO

Un whisky de gran calidad merece una botella que esté a la altura. No hay mejor manera de identificar la calidad de nuestro whisky que con un escudo heráldico concedido en 1938, mostrado en cada botella de whisky escocés Ballantine's hasta nuestros días. El emblema muestra la bandera escocesa y los cuatro elementos esenciales de la elaboración del whisky: Tierra (representada por la cebada escocesa), Agua (de los arroyos cercanos), Fuego (que calienta el mosto en un alambique de cobre) y Aire (que permite al whisky respirar en las barricas de roble). Otra característica que aparece en cada botella es la frase en latín «Amicus Humani Generis», amigo de la humanidad. Los amigos nunca te fallan.

WHISKY ESCOCES

Uisge-beatha es el nombre que se le da al whisky en gaélico escocés, y la palabra «whisky» procede de «uisge». Uisge-beatha puede traducirse literalmente como «agua de vida».

Los whiskys escoceses de mezcla (blended) son whiskys de malta o grano elaborados por completo en Escocia y se dividen en cinco categorías diferenciadas: single malt, single grain, blended malt, blended grain y blended whisky. En Ballantine's, mezclamos whisky de malta y de grano de los cuatro rincones de Escocia: Speyside, Islay, las Highlands y las Lowlands.

Maduración

Para que un whisky escocés pueda denominarse «Scotch» o escocés debe envejecer en barricas de roble durante al menos tres años. Esto permite al whisky interactuar con las barricas y extraer los sabores, así como el color, de la madera. Cuanto mayores sean la calidad de la barrica y el tiempo de almacenamiento, más sabor podrá obtenerse.

Como Ballantine's lleva tanto tiempo elaborando whisky, contamos con algunas de las reservas más impresionantes del mundo de whisky escocés añejado, lo que significa que nuestras mezclas pueden envejecer durante más de treinta o cuarenta años.

Una vez embotellado, la maduración se detiene. Aún se conserva muy bien, pero no dudes en disfrutar ya de una o dos copitas.

MEZCLA

Un whisky escocés de mezcla es el producto de mezclar whiskys single malt y de grano, si bien su elaboración es de todo menos sencilla. Se requiere una gran habilidad, un nivel inquietante de intuición, un paladar con una memoria excelente y un gran olfato.

A lo largo de la historia de Ballantine's, el trabajo duro y la pasión por la calidad han estado siempre presentes en nuestros cinco maestros mezcladores. Cada uno de ellos ha buscado la continuidad y la calidad de la marca Ballantine's, manteniéndose fieles al carácter familiar original de los whiskys.
Conoce mejor la historia de la marca aquí.

EMBOTELLADO

Un whisky de gran calidad merece una botella que esté a la altura. No hay mejor manera de identificar la calidad de nuestro whisky que con un escudo heráldico concedido en 1938, mostrado en cada botella de whisky escocés Ballantine's hasta nuestros días. El emblema muestra la bandera escocesa y los cuatro elementos esenciales de la elaboración del whisky: Tierra (representada por la cebada escocesa), Agua (de los arroyos cercanos), Fuego (que calienta el mosto en un alambique de cobre) y Aire (que permite al whisky respirar en las barricas de roble). Otra característica que aparece en cada botella es la frase en latín «Amicus Humani Generis», amigo de la humanidad. Los amigos nunca te fallan.