We're sorry Ballantines.com won't work in this browser

Try the Edge browser

Perreo español: una forma de vida

Eduardo Pérez Waasdorp explora los orígenes del perreo y su recorrido hasta convertirse en el sonido dominante en España

ballantines true music chica gang madrid nuevo

En la industria musical, hay un sonido específico que se ha apoderado de las ondas de radio de forma lenta pero constante en los últimos años. No es solo un género musical; es una forma de entender la vida y los ritmos que ha trascendido las escenas locales. Ahora, estos ritmos infecciosos están dominando la cultura pop, pasando por encima de los géneros y difuminando los límites que antes existían entre ellos. Estos ritmos tienen algo en común: la influencia de América Latina.

DE SAN JUAN A MADRID: ¿CÓMO LLEGÓ EL PERREO A ESPAÑA?

En primer lugar, debemos definir qué es el perreo. Al contrario de lo que se suele pensar fuera del mundo latino, el perreo no es un estilo de música; es una forma de bailar y de entender la vida. Y aunque el perreo suele asociarse con el reggeatón y sus historias están estrechamente conectadas, en realidad es cómo se bailan ciertos tipos de sonidos latinos que hacen que tanto los hombres como las mujeres sean más sensuales y provocativos al mover sus cuerpos (y traseros) en la pista de baile. Es una forma de expresar la sexualidad y el hedonismo del individuo a través de pasos de baile, que viene de la influencia que el ragga y el dancehall jamaicano inicialmente tenía en el reggaetón.

Existe un debate candente sobre si el reggaetón se originó en Puerto Rico o Panamá. Sin embargo, lo que es cierto es que en Puerto Rico es donde se popularizó. Los orígenes del género provienen de una mezcla de influencias de diversos estilos musicales latinos (merengue, salsa, bachata, cumbia y más), rap local y hip-hop, y los ritmos sincopados y rotos del reggae y el dancehall jamaicano (con una profunda influencia de la música y los bailes africanos). Pero, ¿cómo y cuándo cruzó el océano hasta llegar a Europa y España? La respuesta es: mediante la forma en la que solía viajar la música antes de que Internet fuera lo que es en la actualidad. A través de la inmigración.

Aunque el reggaetón nació entre principios y mediados de los años 90, no llegó a Europa hasta principios de los 2000, cuando una gran oleada de inmigrantes, principalmente de países como República Dominicana, Colombia, Ecuador, Honduras y Venezuela y más, empezó a viajar a España en busca de mejores oportunidades. Buscaban un país con el que compartieran historia y el idioma.

Uno de los principales destinos de la inmigración latina en España fueron las Islas Canarias, principalmente porque estas islas fueron el hogar de miles de personas que huyeron de España durante la dictadura de 40 años (1939-1975) de Francisco Franco. Estas personas emigraron desde todos los rincones de América Latina, creando fuertes comunidades establecidas en todo el continente que fueron un punto de referencia para ellas.

A principios de los 2000, la migración fue inversa, y todas estas personas de la República Dominicana, Colombia o Ecuador quisieron volver al sitio que sentían más cercano a su hogar y donde se sentían bienvenidos. Y este lugar fueron las Islas Canarias debido al clima, la gastronomía y las personas. Muchos también se trasladaron a Madrid, Barcelona, Andalucía y otras regiones de España, creando comunidades que intentaban mantener sus valores, tradiciones y, por supuesto, su música.

EL DESARROLLO DEL PERREO

Dichos inmigrantes eran principalmente familias lo suficientemente jóvenes para que les gustara el sonido del reggeatón que se había estado extendiendo por el continente de América del Sur durante una década. Escuchaban canciones de pioneros y reconocidos artistas del reggeatón como El General (“Muévelo”, 1991), Vico C, Ivy Queen (“Como Mujer”, 1997), El Chombo (“El Gato Volador”, 1998), Don Omar (“Pobre Diabla”, 2003) o grandes nombres del género como Lorna (“Papichulo”, 2002), Tego Calderón (“Guasa Guasa”, 2003), Daddy Yankee (“Gasolina”, 2004) y muchos más. Llevaron esa música desde sus hogares hasta las calles, y a discotecas latinas creadas recientemente en España donde las comunidades jóvenes se reunían para pasar su tiempo libre.

Al principio solo había unas pocas emisoras de radio y canales de televisión que prestaban atención a la mezcla del “perreo”, Los 40 Latino siendo una de las pocas y más importantes que sigue activa a día de hoy. Aquí es cuando el reggaetón y la cultura latina empezaron a fusionarse con la población local española.

Muchos acudían a discotecas latinas, pero fueron los hijos de las familias latinas y españolas los que experimentaron un intercambio mayor (ya que coexistían en las escuelas, estaban en los mismos grupos de amigos, etc.). Esos jóvenes se convirtieron en adolescentes que crecieron sin los prejuicios hacia la música latina que muchos de sus padres tenían, y cuando empezaron a salir a las “discotecas para jóvenes” (discotecas donde no se servía alcohol y que abrían por la tarde hasta las 10 o 11 de la noche), pedían escuchar reggaetón y nuevos sonidos, diferentes de la música pop y rock establecida a mediados de los 2000.

Sin embargo, esa fusión tuvo que superar tres grandes obstáculos que el estilo también tuvo que afrontar en América Latina, pero a un nivel diferente. En primer lugar, el racismo. Aunque España no es un país con un enorme componente racista, a principios de los años 2000 los españoles mostraban cierta desconfianza hacia la inmigración latina, principalmente a causa de la historia colonialista que vincula a España y América del Sur. En parte, esta desconfianza estaba alimentada por la llegada de bandas latinas y el auge del movimiento neo-nazi en aquel momento.

En segundo lugar, el clasismo. Se consideraba a los inmigrantes de América Latina como ciudadanos de segunda (principalmente dedicados a profesiones menos técnicas como cuidadores, limpiadores, obreros de la construcción, granjeros, etc.) y su música (especialmente el reggaetón) se consideraba inculta y hecha para personas promiscuas debido a sus letras muy sexuales y explícitas, que a su vez también fue motivo de prejuicios en América Latina. Del mismo modo, esto hizo que los artistas urbanos y de hip-hop menospreciaran a los que hacían reggaetón, ya que consideraban que las letras debían de ser complejas y no debían ser bailables.

En tercer lugar, la anglofilia. Cuando los EE. UU. descubrió y empezó a aceptar el reggaetón y el perreo, España empezó a ver el estilo como merecedor de atención. En la actualidad, los sellos discográficos incluso animan y contratan a artistas que presentan variaciones e innovaciones dentro del movimiento del “perreo”, ya que ambas partes descubrieron su potencial y la necesidad de crear música más suave, menos sexualizada, más romántica y femenina.

En España, antes de llegar a esta conclusión y durante mediados de los 2000, fue el momento en el que artistas pioneros como el dúo K-Narias (de las Islas Canarias) entraron en la lista de éxitos con su “No Te Vistas Que No Vas” o “Salsa Con Reggaetón”. Mientras tanto, en la España peninsular, en Barcelona, el rapero ecuatoriano El Dilema y la discográfica Rico Entertainment empezaron a introducir sonidos latinos en la escena. “Por aquel entonces, El Dilema lanzó “El Himno De Las Calles” y tuvo un gran impacto en la escena de Barcelona”, cuenta Madjody, director del pionero medio de música urbana español ElBloque. “En Madrid, por ejemplo, había gente como Dakaneh que fusionaba rap con música latina, creando las primeras mezclas antes de que el reggaetón o el perreo fueran géneros musicales completamente aceptados en España”, comenta.

ESTRELLAS ACTUALES DEL MOVIMIENTO

En la actualidad, las cosas son totalmente diferentes. Especialmente a partir del 2017, que supuso un punto de inflexión para el perreo y la música latina en general. Pero antes de hablar de ellos, como explica Madjody, en España ya había grupos de artistas adoptándolo y arriesgándose a la hora de desarrollar su propio sonido. “Es el caso de Pxxr Gang (leído Poor Gang), que empezaron como Kefta Boys y D Gomez y eventualmente desarrollaron su alter ego, la Mafia del Amor”, recuerda. Hacia el 2013, sus componentes (Yung Beef, Khaled, Kaydy Cain and Steve Lean) eran los únicos desafiando a los límites y rompiendo con los prejuicios y los estereotipos de la comunidad hip-hop, normalizando el uso del reggaetón en canciones de trap y rap.

También cita a artistas como Dellafuente, Maka o Soto Asa como los que empezaron a promover el reggaetón y el perreo en la cultura urbana mucho antes de que el género se popularizara en la cultura dominante. Más tarde, en 2016, triunfaron muchos nuevos artistas jóvenes como La Zowi, Bad Gyal, Ms Nina, o C. Tangana, entre otros. Para descubrir más artistas del género, escucha la lista de reproducción de Perreo español que hemos confeccionado.

Luego llegó 2017, cuando el punto de inflexión que hemos mencionado sucedió: el lanzamiento de “Despacito”, de Luis Fonsi y Daddy Yankee. Esta pista fue especialmente importante, ya que suavizó la opinión de mucha gente sobre el género debido a que no era tan sexual; sin embargo, tenía los principales componentes infecciosos:

En la actualidad, el perreo va más allá del reggaetón, mezclando géneros como el trap, el hip-hop y el R&B dentro y fuera de España. También hay un movimiento importante dentro del reggaetón y el perreo que está intentando hacerlo menos misógino y más empoderante para el colectivo de mujeres y personas LGBT. En España, está liderado por Chica Gang (Flaca Bang, rocio.rocio.rocio.rocio y Alba Loughlin), un grupo de chicas que intenta crear espacios seguros para mujeres y personas LGBT dentro de la escena. También por la artista argentina-española Ms Nina, Andrea Vandall o Bea Pelea, que son partidarias de esta perspectiva feminista del perreo en España. Todas ellas portan la antorcha de la representante feminista y artista pionera del género, la estrella puertorriqueña Ivy Queen. Puedes aprender sobre su historia en el documental Stay True de Boiler Room y Ballantine’s acerca del perreo español, producido en 2019.

A medida que el perreo se convierte en un fenómeno social y global, los artistas que están adoptándolo en España han pasado de ser casi inadaptados, a tener el reconocimiento de la escena y millones de reproducciones en todas las plataformas. Además, están solicitados por grandes nombres de la escena internacional para realizar colaboraciones. Esto demuestra que, en la actualidad, España se está convirtiendo en una potencia para la escena de la música urbana que conquistará los ondas de radio en los próximos años.

ballantines finest whisky escocés blog página de noticias

Blog

Ya sabes que la hemos clavado con el mejor whisky Finest que alguna vez haya adornado una copa. Pero esto solo es una gota de lo que verdaderamente somos. Navega por la página para conocer las últimas novedades y detalles del mundo del whisky Ballantine’s, True Music y mucho, mucho más.

Ir a la página del blog